miércoles, mayo 23, 2007

Las películas generadas 100% por computadores

Es curioso, pero dada mi cercanía con el mundo computacional, hasta hace poco tiempo no había visto ninguna película 100% generada por computadores. Por alguna razón, en su tiempo no me interesé en ir al cine a ver Toy Story, o más recientemente, Los Increíbles o Cars.
El cine de animación por computadores lo vi venir por allá por 1991, cuando asistí a un seminario de computación gráfica, en que se mostraron cortos con animaciones computacionales. En ese tiempo, ver estas animaciones era realmente fabuloso: recordemos que los PCs domésticos de ese tiempo eran máquinas con procesadores 8088 o 80286, con 1 MB de RAM, con disketeras de 5.25", y disco duro de 20 MB... con suerte tenían monitor en colores... Ni hablar de Internet.

Entonces ver animaciones en 3D, con luces y sombras, con modelos de objetos y hasta de humanos, era realmente asombroso. Algunas de las animaciones presentadas eran rudimentarias, pero otras ya mostraban buenos efectos como los que ahora vemos en películas como Shrek. Claro que el hardware para conseguirlo (computador Atlas) valía cientos de miles de dólares... Hoy eso mismo se consigue con un PC "estándar"...

Han pasado los años. Gracias al DVD, estoy poniéndome al día. Reconozco que después de ver Los Increíbles, me dieron ganas de ver las otras películas. Ya vi Cars, y ahora pretendo ver Shrek The Third (en cine), pero antes necesito ver las dos primeras partes para adentrarme en la historia del ogro verde...

2 comentarios:

esteban lob dijo...

Me asombra cada día más lo que es posible hacer computacionalmente.

Para un nacido en la década de los años 30, como yo, esto es sencillamente prodigioso, pero para personas de otras décadas como tú, parece muy normal.

A veces comparo las dificultades mías con el sistema y la facilidad de mi nieto mayor de 8 años para moverse en este mundo.

Saludos.

Tigre dijo...

Esteban, a decir verdad yo estoy en una generación intermedia pues aunque ahora me parece de lo más normal, cuando niño ni siquiera imaginaba la presencia que tendrían los computadores en la vida de las personas... gracias por el comentario.