miércoles, septiembre 27, 2006

Ausente de una celebración

El domingo pasado en la tarde, recibí una llamada en mi celular de un número desconocido. Habitualmente no respondo esos llamados (salvo en días hábiles o cuando sé que alguien va a contactarme, por ejemplo un instalador de servicios o algo por el estilo), pero esta vez decidí contestar. Me hablaba Susana Arriagada, una ex compañera del Liceo Manuel de Salas. Me costó un poco reconocer su voz. Ya han pasado veinte años. Sí, veinte años --pensaba yo-- que no la veo a ella ni a mucha gente de mi promoción. En realidad, no he vuelto a ver a nadie, salvo unas pocas personas. El motivo de la llamada era avisarme que la promoción '86 se reunirá este sábado a una cena para celebrar los veinte años. Tarde llegó el aviso, porque ese día tengo un trabajito (fotografiar un matrimonio), así que le expliqué la situación y me excusé de asistir. Me pidió mi casilla de email y terminó la conversación (no quise prolongarla más porque ella me contó que estaba encargada de ubicar a los compañeros de mi curso, y seguramente hizo o tendría que hacer varias llamadas a otras personas).
Me pregunto cómo consiguió mi número de celular... debí haberle preguntado, ahora me quedé metido. No me parece fácil ubicar personas después de veinte años, a pesar que la tarea debe haberse facilitado con ayudas como la de San Goooogle... Porque hace veinte años, ubicar a gente no vista en veinte años debe haber sido una aguja en un pajar...

Algo me dice que si tuvieron que pasar veinte años para que la promoción se organizara para verse, es dudoso que haya otra oportunidad. Por una parte, lamento no asistir porque no puedo negar que tengo curiosidad por saber cómo están hoy mi ex compañeros(as). Sólo tengo la imagen de hace veinte años, y no me cabe duda que me sorprendería ver el cambio en algunas personas. De seguro tomaría unas buenas fotografías. Pero por otra parte, quizás no tendría mucho de qué conversar con los participantes. En el Liceo no hice amigos (sólo eramos compañeros y punto). Una vez egresado, no mantuve contacto con nadie, salvo una persona, quien paradojalmente no egresó en 4to Medio porque había entrado a la Escuela de Aviación. Según me ha dicho, él tampoco asisitirá. Y pienso que los ausentes serán muchos más. La cuota para particpar son 20 grandes, suma no despreciable.

En fin, si me hubieran avisado con la debida anticipación, quizá habría aceptado. O al menos lo habría pensado. Cuando esté tomando fotografías de gente desconocida el sábado, creo que no podré dejar de pensar que en otro evento paralelo, también se estarán tomando fotografías pero de gente que conocí --unos más, otros menos-- y que formó parte de mi vida (desde afuera) por varios años.

2 comentarios:

Daniella dijo...

Qué coincidencia.... a mi curso también le dio por juntarse, ya salimos hace diez años del colegio, y ahora por fecha simbólica (jaja) se quieren reunir, todas con sus vidas cambiadas, igual creo será muy entrete ese reencuentro!!!!


Suerte en su peguis del sábado, me imagino lo bellas que saldrán esas fotitos!!!!

Hombre del Cintillo dijo...

Yo tambien voy para los 10 años. Pero amigos, solo me hice un par. Uno está en Valencia, pasandolo Wild On, y el otro aqui. Y yo en casa.

Estamos a que este fulano llegue para hacer NUESTRA celebración...

Saludos amigo

Ro!