jueves, abril 27, 2006

¿Dónde tiro mis pilas ahora?

Anoche me deprimí cuando vi en TV la noticia sobre el fracaso de los contenedores para desechar pilas agotadas. ¡Qué pena! Desde siempre he tenido conciencia del daño que producen estos elementos si se vierten en la basura. Pero, ¿qué hacer? Somos dependientes de las pilas, no podemos dejar de comprarlas. Por eso, cuando la Municipalidad de Santiago instaló en 2001 los contenedores para tirar pilas, me pareció tan buena noticia, que yo juntaba mis pilas gastadas y cuando tenía que viajar al centro, las tiraba en el contenedor. Incluso lo comentaba con mis amigos y conocidos para incentivarlos a hacer lo mismo. Sin embargo, cuando supe que la empresa encargada de recolectar las pilas no las reciclaba (sólo las trataba para luego botarlas en un relleno sanitario) me pareció una burla (aunque claro, antes era peor: no se hacía nada). Por una parte el país se codea con países desarrollados en los tratados de libre comercio, pero por otra es incapaz de adoptar una política clara respecto a la conservación del medio ambiente como sí la tienen esos países, incluyendo el tratamiento de estos verdaderos desechos químicos domésticos.

4 comentarios:

Hombre del Cintillo dijo...

Estamos en Chile, no me extrañan cosas asi. Habra que pasarse a las pilas recargables para contaminar menos.

Y me uno a tu pregunta, ¿donde cresta tiro las pilas ahora?

Anónimo dijo...

¿¿¿¿Cuándo en Chile se ha realizado algo serio?????

Más que todo son medidas parches que le dan bombo, pero que en resumidas cuenta no aportan nada...

Es como el caso de la basura, y de todas las protestas que se han realiazado...quién se hace cargo???

Chile querido cuando vas a cambiar..................

Jose Miguel dijo...

Yo hace rato me pasé a las pilas recargables. En todo caso, en Beauchef hay un "contenedor" para pilas. Nunca he preguntado donde van a parar eso si, pero si está, me imagino que tendrán un destino mejor que un basurero común y corriente.

Tigre dijo...

Las pilas recargables sin duda son una excelente alternativa, sin embargo tienen vida útil limitada y también terminarán en la basura (y las recargables sí que son peligrosas para el medio ambiente). Por otra parte, hay aparatos (relojes, telemandos, etc.) donde es preferible seguir usando pilas convencionales debido a los problemas de descarga y tensión menor.
Piensa que el contenedor de Beauchef quizá corra misma suerte de los del centro, mientras no haya una política de gobierno en esta materia (dudo que la Bacheleta la tenga).