jueves, mayo 11, 2006

Minidisc: uno de mis hobbies.

La primera vez que leí acerca de Minidisc fue en un artículo de novedades de una revista, a fines de 1991. Se anunciaba como una especie de disco compacto miniatura regrabable, aunque con una calidad de sonido inferior. Por esta última razón, quizá no me llamó particularmente la atención (era simplemente una novedad más, como el teléfono que cambiaba la voz, los dulces con imágenes en 3-D, o la bicicleta con ruedas sin ejes). Pasaron los años, y cuando conocí a mi amigo Rodrigo aka Drupi, tuve la ocasión por vez primera, de manipular y escuchar un minidisco. Recuerdo haber sido un poco escéptico con la audición (el antecedente de la "inferior calidad" seguía dándome vueltas), pero la calidad y las ventajas que pude apreciar del sistema me hicieron pensar que valdría la pena tenerlo. Hasta que llegó el momento en que pude comprar mi primera máquina grabadora portátil. Después, un micrófono estéreo, con el cual grabé interpretaciones musicales en vivo (con estupendos resultados). Mi entusiasmo fue creciendo, al punto que creé una página web (todavía funciona) en español sobre Minidisc. (Única, porque la web que había hecho Drupi sobre el tema estaba descontinuada.) Me transformé en experto del tema. Y dejé de usar definitivamente las cassettes compactas.
Aunque cada cierto tiempo reflotan rumores sobre la desaparición del Minidisc, la verdad es que sigue muy vigente. Porque aunque no sea popular como los reproductores del infame mp3, quienes sabemos del tema, tenemos claro que Minidisc es la mejor alternativa actualmente disponible para grabar audio digital con alta calidad, en forma simple, y con bajo costo de medio.

5 comentarios:

Daniella dijo...

Afírmate de la silla!!!!

Como copucha, estos escasean en la Portales, ni que fueran tan caros!!!!!!!!! Hasta para eso son ... &/(·%

Minidisc en la Portales significa que tienen como dos para prensa y lo borran y borran una y otra vez para sacar las cuñas!!!!!

No digo yo, si no tienen vuelta!!!!

Ese es mi aporte hoy en tu blog!!!

Saludos, Dani

Hombre del Cintillo dijo...

Es verdad, yo te meti en la cabeza este juguetito. Ayer curiosamente leia sobre ellos en cierto reportaje de Titanics Tecnológicos. No creo que queden obsoletos tan rápidos ... aunque todos los profesionales que conozco suelen usarlos.

Aun quiero la Tascam! :(

Jose Miguel dijo...

¿Aun existen los minidisc? :-)

Yo creí que el iPod lo había terminado de sepultar.

Anónimo dijo...

Estas maquinas son impresionantes, son muy faciles de manipular, y es facil editar la información sin tener un pc al lado. La gente pienza que ya murieron, pero la verdad es que no sucedera esto tan luego, ya que los formatos de compresión como Mp3 tiene mucha mas cantidad de perdida en el sonido y su calidad es inferion en condiciones de compresión tradicicional (128kbps). Los profesionales y musicos los ocupan mucho, por estas ventajas.

No se desapareceran tan luego !!!
Amigo, el Ipod es tan solo un reproductor de mp3 comun, no es un formato de almacenamiento especial como estos discos, no tiene sentido compararlos.

Tigre dijo...

Quizá no tenga sentido, pero el hecho es que el mp3 se ha prostituido a un nivel que ahora pasas por la tienda y te ofrecen cualquier variedad de reproductores mp3 portátiles. Pero reproductores de MD, prácticamente nada. Y ni hablar de decks.
Las máquinas MD siguen siendo caras; los equipos de sonido, en vez de incorporar MD, siguen ofreciendo una cassette que hace años está obsoleta, realmente es una pena.